Por Dot Baisly

Los miembros del personal de refugios de animales a menudo se encuentran cuidando (y reubicando) muchos animales además de gatos y perros. Aunque varios de nosotros nos hemos dado cuenta de la importancia del enriquecimiento para los animales pequeños y exóticos a nuestro cuidado, a menudo eso se deja en segundo plano porque todo lo demás que hacemos es muy importante. Debido a limitaciones financieras y de tiempo, muchos refugios luchan por proporcionar suficiente cuidado conductual y enriquecimiento, especialmente para los animales pequeños, como conejos, hurones, conejillos de Indias, hámsters y aves que se encuentran bajo nuestro cuidado.

Después de haber trabajado en refugios de animales durante más de 15 años, puedo dar fe de la dificultad para encontrar el tiempo, los recursos humanos y el dinero necesarios para proporcionar un enriquecimiento básico. Durante los últimos dos años he tenido el privilegio de trabajar para la Liga de Rescate de Animales de Boston como directora de enriquecimiento y comportamiento de refugio. En este rol, superviso el cuidado conductual de todos los animales en nuestros tres refugios. Trabajo con el personal y los voluntarios para brindar la mejor atención posible a nuestros animales. Uno de los aspectos de mi trabajo que encuentro más gratificante es el enriquecimiento para animales pequeños y “misceláneos”, porque estos suelen ser los más difíciles en cuanto a proporcionarles el enriquecimiento de alta calidad que necesitan. Estoy orgullosa de nuestra organización porque la Liga de Rescate de Animales de Boston considera que la salud conductual y médica es igualmente importante.

Presupuesto para el enriquecimiento

Debido a que se considera una parte necesaria del cuidado de los animales, no tenemos problemas para presupuestar el enriquecimiento y garantizar que el tiempo del personal y los voluntarios sea dedicado a esto. Muchos de los artículos necesarios para el enriquecimiento (juguetes, golosinas y similares) figuran en nuestra Wish List de Amazon, por lo que son donados por el público y el costo se mantiene al mínimo. También pedimos al personal y a los voluntarios que recojan artículos como cajas de cartón, guías telefónicas viejas y rollos de papel para usar como juguetes y escondites para nuestros conejos y conejillos de Indias. A lo largo de los años, hemos recolectado muchas jaulas, bolas para hurones y hámsters, juguetes y otros suministros para animales pequeños; Mantener estos artículos limpios y organizados puede ser un desafío, pero vale la pena el esfuerzo y creo que es una forma muy eficaz de utilizar a algunos voluntarios que disfrutan de este tipo de organización.

El tiempo es un bien escaso en cualquier refugio, por lo que es esencial asegurarse de que el personal y los voluntarios puedan manejar sus horarios para esta labor durante el día. Hacemos que funcione mediante la asignación de un miembro del personal para supervisar el enriquecimiento de todas las especies cada día. No es su trabajo hacer todas las tareas de enriquecimiento ellos mismos, sino trabajar con voluntarios y conmigo para asegurarnos de que todas las tareas se cumplan. Tienen una lista de tareas para completar. Para los animales que categorizamos como “varios”, esto incluye:

Conejos y Pequeños Animales

Enriquecimiento diario

  • Hacer y entregar juguetes: agregar heno a rollos de toallas de papel, cajas pequeñas, etc.
  • Alimentar con ensaladas y golosinas específicas para cada especie.
  • Proveer cajas de cartón y otros productos de papel para desgarrar.

Según sea necesario:

  • Agregar aromas al área de casetas.
  • Permitirles pasar tiempo fuera de la jaula (consultar la hoja de registro para realizar un seguimiento de quién lo recibe).
  • Usar pelotas de hámster y otros ejercicios para mascotas de bolsillo/hurones.

Aves

Enriquecimiento diario

  • Alimentar con ensaladas u otras dietas especiales específicas para la especie.
  • Asegurarse de que tengan acceso a la luz solar.
  • Rotar juguetes.
  • Poner algo de música.
  • Manipular si es apropiado.
  • Dejar la radio o la televisión encendidas.
  • Colgar trepadores para especies que lo requieran.
  • Compartir su almuerzo (si corresponde).

Enriquecimiento comestible

Uno de los aspectos más fáciles del enriquecimiento de animales pequeños es proporcionarles ensaladas y asegurarnos de que cubramos sus otras necesidades dietéticas específicas para cada especie. Nuestra cocina tiene una lista de frutas y verduras apropiadas para las mascotas más comunes: conejos, cobayas, chinchillas, hámsters, ratas, degus, jerbos, periquitos y cacatúas. Una vez a la semana, enviamos un voluntario o miembro del personal al mercado calle abajo para comprar el suministro de ingredientes de la semana. Todos los animales, incluido el ganado que tenemos en dos de nuestras ubicaciones, reciben una variedad de deliciosas golosinas.

Para conejos y animales pequeños incluimos todo tipo de verduras y, en ocasiones, frutas. Intentamos fomentar la búsqueda de comida colocando las ensaladas en juguetes o escondiéndolos en cajas u otros objetos. Los hurones son carnívoros obligatorios, por lo que se les colocan golosinas para gatos o perros escondidos en los juguetes para que puedan “cazar”.

Las aves reciben verduras y nueces dependiendo de la especie; a menudo, estos se colocan en rompecabezas de alimentos, al igual que lo hacemos con nuestros perros. Teníamos una lora gris africana que de verdad decía “Hora de ir a trabajar”, y luego sacaba sus pistachos del juguete en el que estaban colocados. No solo fue enriquecedor para este animal, sino que creo que también fue enriquecedor para el personal, voluntarios y clientes de nuestro refugio al verla disfrutar de su tiempo de búsqueda.

Para garantizar que esto sea parte de la limpieza y alimentación diaria, el miembro del personal asignado a la limpieza de la sala de animales pequeños se encarga de garantizar que todos los animales consuman su ensalada o dieta especial. Se tarda aproximadamente media hora en preparar y repartir las ensaladas pero, una vez más, debido a que el tiempo está asignado para esa tarea como parte de la limpieza y alimentación diaria, no hay presión para omitirlo en favor de otras tareas.

Ayuda de voluntarios

Puede ser difícil encontrar voluntarios que disfruten del enriquecimiento para animales pequeños, pero he visto a quienes lo hacen convertirse en fanáticos a muerte de una especie, como los conejos, hurones o pájaros. Una vez que se enganchan con una especie, creo que generalmente darán tiempo y esfuerzo para con los otros animales “a menudo olvidados” que se alojan cerca. En uno de nuestros locales tenemos una voluntaria que trabaja con clicker entrenando conejos y conejillos de indias. Ella llegó a esto porque es alérgica a los gatos y perros, por lo que necesitaba concentrarse en aquellos animales que no le causaran una reacción alérgica. Ha descubierto que este es un trabajo muy gratificante y comenzó a enseñar a los voluntarios de perros sobre el entrenamiento con clicker, lo que también llevó a algunos de ellos a practicar con una nueva especie.

Siempre que sea posible, hacemos que nuestros voluntarios preparen ensaladas y alimenten a los animales, que los saquen a pasear si es apropiado (tenemos un cochecito en el que a un voluntario le encanta llevar hurones en un largo paseo), y cambien los conejos de los corrales de ejercicio para que todos los animales tengan posibilidad de ejercitar.

Sala para ejercicio

También dejamos salir a los conejos y conejillos de indias a los pasillos durante la noche, para que puedan estirar las patas en un espacio más amplio cuando estemos cerrados al público. Durante el día, los adoptantes usan estos pasillos para visitar a los gatos, y una vez que cerramos se convierten en “zonas de saltos de conejitos”. Las sillas y otros equipos utilizados para la visita de los gatos se limpian cada día, y se deja a los conejos para que disfruten escondiéndose debajo o saltando sobre ellos.

Casi todos los días, colocamos a los conejos y conejillos de indias en ex-corrales o pasillos de visita para tener espacio adicional para jugar.

Somos cuidadosos sobre dónde los colocamos en estos juegos fuera de la jaula y monitoreamos a cada individuo en busca de signos de estrés. Algunos conejos y conejillos de indias se sienten abrumados en el corral, pero si el individuo es generalmente interactivo y juguetón, creo que la estimulación adicional es enriquecedora para ellos.

Tiempo al aire libre

La luz solar natural es imprescindible para todos los animales y puede ser difícil de proporcionar en un refugio; para las aves, insisto en que ocurra con la mayor frecuencia posible (mínimamente dos veces por semana y con mayor frecuencia en el verano). En invierno nos aseguramos de ponerlos en la ventana, para que reciban la luz solar y la estimulación visual del exterior.

Sin lugar a dudas, al colocar un pájaro o grupo de pájaros afuera, siempre se ve un aumento en el canto y la actividad, generalmente en forma de aleteo y bailes de alas. Muchas veces esta es la primera vez que vemos un pájaro interactuar con su medio ambiente. Recuerdo a tres cacatúas que llegaron de un caso de acumulación, que estaban acurrucadas juntas en la parte posterior de su jaula sin moverse. Las colocamos afuera e inmediatamente batieron sus alas, se separaron, usaron toda la jaula y comenzaron a cantar.

¿Funciona?

Sabemos que nuestro enriquecimiento está funcionando porque vemos comportamientos naturales de nuestros pequeños animales: juegan, saltan, corren, emprenden búsquedas o construyen nidos. Con demasiada frecuencia vemos animales de cualquier especie en un refugio actuando letárgicos o escondiéndose la mayor parte del día. Debido a que les brindamos la oportunidad de estirar las piernas o las alas e interactuar con la estimulación ambiental adecuada, no tenemos este problema. Alentamos a los pájaros a cantar y, a menudo, les ponemos música para cantar. Bailamos y actuamos absurdamente con las aves exóticas y esto generalmente fomenta el baile de su parte.

En el siguiente video, se puede ver a nuestra cacatúa blanca, Mayfield, que fue encontrada en una horrible condición por un oficial de Policía. Había estado muy callada desde la admisión, no la había visto moverse mucho o interactuar con la gente. Este video muestra la primera vez que salió: De repente, vi un pájaro balanceándose, cantando, mirando y moviéndose con las personas que la rodeaban. Incluso trató de lavarse en su cuenco de agua por primera vez.

Aunque a veces es lo último que los trabajadores de los refugios tienen el tiempo o la capacidad de hacer, el enriquecimiento es esencial para una atención de alta calidad. Esto es especialmente importante para aquellos animales que son tranquilos y fáciles de pasar por alto en nuestros días agitados y emocionalmente agotadores.

Las especies pequeñas y misceláneas a menudo pueden ser aquellos animales que terminan con la mayor estadía en refugios debido a la difícil tarea de convencer al público de que los adopte en lugar de comprarlos en las tiendas. Por esta razón los conejos,  conejillos de indias, hurones, hámsters, las aves y todos los otros bichos pequeños tienen una necesidad aún mayor de enriquecimiento. Con una pequeña inversión y la distribución adecuada del tiempo, así como una gran dependencia de la participación voluntaria, los diversos animales a nuestro cuidado pueden beneficiarse del enriquecimiento tanto como lo hacen los perros y los gatos; el personal del refugio, los voluntarios y el público también disfrutarán al ver animales felices y activos.


Dot Baisly, MS, CPDT-KA, es la directora de conducta y enriquecimiento de la Liga de Rescate de Animales de Boston. Ha trabajado en bienestar animal y comportamiento durante más de 16 años, tanto en organizaciones de rescate y bienestar animal en todo Nueva York y Nueva Inglaterra, como con clientes privados como asesora.

(Traducido por Manuel Tenchio, IAABC Español)