por Jane Bowers

Investigaciones recientes (Chalkowski et. Al 2019) sobre si el acceso al exterior era un factor de riesgo en la propagación de 19 patógenos diferentes, algunos de los cuales se transmiten a los humanos y la vida silvestre, así como a otros gatos, revelaron que los gatos con acceso al exterior tenían 2.77 veces mayores posibilidades de estar infectados que los gatos de interior solamente. Por ejemplo, Toxoplasma gondii es un parásito diseminado principalmente por gatos. Se puede transmitir a los humanos y se ha relacionado con la depresión, las convulsiones y la esquizofrenia en los humanos. La rabia, la fiebre por arañazo de gato, la leucemia felina y el virus de inmunodeficiencia felina se pueden transmitir entre gatos. Los gatos vacunados tienen un riesgo menor, pero incluso las vacunas no eliminan el riesgo. Los gatos de acceso al aire libre que viven en países de latitudes más altas tienen más probabilidades de traer bacterias a casa, porque la vida silvestre en esas áreas tiene tasas de infección más altas.

Kayleigh Chalkowski, autora principal de un gran estudio que examina el acceso al aire libre como un factor de riesgo para infecciones y enfermedades en felinos domésticos, señaló: “Básicamente, no importa en qué parte del mundo te encuentres, mantener a tu gato adentro es una excelente manera de mantenerlo libre de enfermedades infecciosas”. Los investigadores siguieron a los gatos en más de dos docenas de residencias rurales durante varios años y descubrieron que las principales causas de muerte de los gatos que pasaron tiempo al aire libre fueron otros gatos y enfermedades.

Otros investigadores utilizaron un sofisticado dispositivo de seguimiento de la actividad para capturar los hábitos de 42 gatos callejeros y con dueños en el centro de Illinois y descubrieron que los gatos tenían un rango territorial mucho más allá de lo que pensaban sus dueños (Horn et. Al 2011). ¡Los gatos con dueño tenían más de 4.9 acres mientras que los otros gatos tenían rangos más grandes y un gato tenía un rango de 547 acres!

En Baltimore, un estudio reveló que un promedio de 2.721 gatos muertos por año fueron retirados de las calles durante un período de tres años y los investigadores estimaron que más de 5.000 gatos deambulando libres son atropellados por automóviles en Baltimore por año (Childs y Ross, 1986 ).

Un estudio realizado durante 11 años, a cargo del Centro de Vida Silvestre de Virginia (McCruer et. Al 2016), incluyó 21.000 registros de pacientes y reveló que 2.970 pacientes de 83 especies diferentes de vida silvestre fueron admitidos debido a ataques confirmados por gatos (donde se observó el ataque). Las víctimas más comunes fueron palomas, urracas azules, petirrojos y cardenales. La mayoría de las víctimas aves eran adultos, seguidos de juveniles y luego pichones. Otras especies víctimas incluyeron ardillas grises, ardillas listadas, conejos de cola de algodón y ardillas voladoras del sur. Los mamíferos juveniles fueron atacados con mayor frecuencia, luego bebés y luego adultos. De todos los mamíferos pequeños admitidos debido a ataques de gatos, más del 70% murieron o tuvieron que ser sacrificados, mientras que el 81% de las aves murieron o tuvieron que ser sacrificados. Los autores del estudio señalaron que, para las aves y los animales pequeños que no reciben ayuda después de un ataque de gato, la tasa de mortalidad es cercana al 100%.

Gatios: llevando el afuera hacia adentro

Por todas estas razones, muchos dueños de gatos reconocen el beneficio de agregar un recinto exterior a su casa para acomodar a sus gatos. Los “gatios” (recintos para gatos al aire libre o patios para gatos) se han vuelto cada vez más populares entre los dueños de gatos domésticos a lo largo de los años por una buena razón. Los gatios mantienen a los gatos a salvo de accidentes de vehículos, depredadores, enfermedades y parásitos. También mantienen a los pequeños animales salvajes a salvo de los gatos.

Los gatios prefabricados se pueden comprar e instalar fácilmente, o se pueden hacer desde cero. Hay una amplia gama de estilos y tamaños disponibles, y hay planos accesibles fácilmente en Internet.

Un gatio instalado en el exterior de una casa

El gatio debe ser lo suficientemente grande como para que el gato o los gatos puedan expresar una variedad de comportamientos, con oportunidades para esconderse, observar su entorno, descansar, explorar y jugar. Debe haber un espacio adecuado entre las bandejas de arena, los platos de comida y el área para dormir, así como también espacio para que estén lejos uno del otro si hay más de un gato.

A los gatos les encanta trepar, por lo que los estantes, pasarelas, cuerdas y cajas de escondite colocadas a varias alturas les proporcionarán un ambiente enriquecido. Los árboles de gatos (ya sean comerciales o caseros) también son populares. Los gatos disfrutan especialmente los espacios donde pueden ver y observar, por lo que los lugares de descanso con vista son mejores que aquellos que podrían llenar una esquina. Los estantes colgantes de ventana son fáciles de instalar y se pueden mover fácilmente. Algunos vienen con cubiertas extraíbles ¡y hay versiones que se calientan! Los gatos que de otra manera no se llevarían bien a menudo coexisten pacíficamente si pueden elegir lugares de descanso y estantes de ventanas de diferentes alturas.

Las estructuras elevadas y parcialmente cerradas brindan espacio para que los gatos se escondan y observen sus alrededores. Los espacios parcialmente cerrados también permiten que un gato se pierda de vista de otros gatos. Las áreas de descanso son importantes para los gatos, y deben tener algo cómodo para que se relajen. Esto evitará que usen sus cajas de arena como lugares de descanso también.

Otros elementos que los gatos aprecian son las hamacas y los túneles. Las hamacas colocadas a diferentes alturas permiten que los gatos descansen cerca unos de otros pero con suficiente espacio vertical para que todos se sientan cómodos. Los túneles son divertidos y pueden ser un buen escondite para un gato tímido. Los mejores túneles tienen agujeros en el costado para permitir que los gatos escapen si es necesario. Los espacios de descanso, los túneles, los juguetes y la comida también deben ser fácilmente accesibles, especialmente si hay más de un gato. Se debe observar a los gatos que comparten un gatio para asegurarse de que no haya agresión entre ellos, que nadie se esconda todo el tiempo y que cada gato coma una cantidad saludable.

Agregar mobiliario para obtener altura vertical e interés

Los pasillos altos son una buena característica tanto para casas como para gatios. Colocar escaleras para que el gato pueda acceder a la pasarela le proporciona más espacio vertical. Estas pasarelas pueden verse muy atractivas y combinar como parte de la decoración de la casa. Las pasarelas deben tener al menos dos formas para que los gatos accedan a ellas, de manera que un gato no quede atrapado por otro.

Es bueno asegurarse de que haya fácil acceso a las cajas de arena. Puede ser necesaria una variedad de literas si hay varios gatos que comparten el espacio. Algunos expertos recomiendan proporcionar una caja de arena para cada gato, más una extra.

Para obtener más ideas para ayudar a convertir el espacio exterior e interior en un espacio funcional (¡y elegante!) apto para felinos, consulte este artículo de IAABC Journal: https://summer2018.iaabcjournal.org/2018/07/02/stylish-cat-enrichment/

Transición a la vida de interior

Para los gatos que están acostumbrados a tener acceso al exterior, la transición a la vida en interiores puede hacerse atractiva asegurándose de que el ambiente interior esté enriquecido (Jongman 2007). Si un gato ha estado acostumbrado a usar el tronco de un árbol como un poste para rascarse, usar un tronco colocado en posición recta sobre un soporte (o verticalmente para los gatos que prefieren rascarse en superficies verticales) puede ser un buen sustituto del tronco de un árbol. A algunos gatos les gusta la moqueta y a otros los bordes de las alfombras para rascarse. Para entrenar al gato para que use el poste, cuelgue un juguete de la parte superior para que aprenda sobre la textura del poste cuando juegue con el juguete. Frotar la hierba gatera en el poste es otra forma de alentar al gato a usar el poste.

Una variedad de juguetes ayudará a los gatos a disfrutar de su espacio interior. A los gatos generalmente les gusta batear juguetes pequeños y saltar sobre presas fingidas. El propietario puede fomentar el juego usando un juguete conectado a una varilla flexible y colgándolo y moviéndolo para que el gato pueda perseguir el juguete. Los juguetes interactivos para dispensar alimentos en particular pueden evitar que los gatos se aburran. Otra cosa que les gusta a los gatos es la hierba masticable para gatos. Las macetas están disponibles en las tiendas de mascotas. Los gatos también disfrutan de cosas nuevas, por lo que variar los juguetes y agregar nuevos artículos al gatio, como ramas y bolsas o cajas de papel abiertas, mantendrá a los gatos interesados.

Comportamientos para tener en cuenta

Si un gato muestra comportamientos como masticar, amasar y succionar, podría sentirse estresado. Identifica y elimina el elemento estresante. He encontrado que productos como Feliway (un producto que imita los mensajes que los gatos y otros animales liberan en el aire en forma de feromonas) también podrían ayudar a los gatos a relajarse.

Muchos gatos responden bien al clicker y a otros entrenamientos basados en recompensas. Los gatos encuentran que el juego y la interacción social son muy gratificantes. Enseñarles cosas divertidas como el agility (el equipo de agility para gato es fácil de hacer) o simplemente pasar tiempo jugando con el gato evita que se aburran.

En general, los gatios continúan ganando popularidad porque mantienen a los gatos a salvo de enfermedades, depredadores, tráfico y otros gatos, ¡y mantienen la vida silvestre a salvo de los gatos!

Referencias

Chalkowski, K. et. al (2019) Who let the cats out? A global meta-analysis on risk of parasitic infection in indoor versus outdoor domestic cats. Biology Letters 15:4

Childs, J.E., & Ross, L. (1986). Urban cats: characteristics and estimation of mortality due to motor vehicles. American Journal of Veterinary Research 47:7, pp.1643-48.

Horn, J. et. al (2011) Home range, habitat use, and activity patterns of free-roaming domestic cats. Journal of Wildlife Management 75:5, pp. 1177-1185.

Jongman, E. (2007). Adaptation of domestic cats to confinement. Journal of Veterinary Behavior , 193-96.

McCruer, D.L. et. al (2016) Free‐roaming cat interactions with wildlife admitted to a wildlife hospital. Journal of Wildlife Management 81:1, pp.163-173.

Jane Bowers es consultora y entrenadora de comportamiento certificada y disfruta trabajando con gatos y perros. Jane también se dedica a la recuperación de mascotas perdidas con sus dos perros de búsqueda amigables con los gatos.

Traducido por Alejandra López Irala, IAABC Español