Declaración Oficial

La IAABC ha trabajado de forma consistente para construir relaciones duraderas entre consultores conductuales, entrenadores animales y la comunidad veterinaria. La salud de un animal puede tener un impacto significativo en su conducta, y los entrenadores profesionales y consultores de conducta suelen estar en la mejor posición para notar estos efectos y darlos a conocer eficazmente.

A medida que las oportunidades de colaboración entre nuestras dos comunidades se multiplican, también lo hacen las preguntas acerca de los límites profesionales y éticos de los consultores de conducta al analizar tratamientos o condiciones médicas con los clientes. Idealmente, todos hacemos nuestro máximo esfuerzo en mantenernos en nuestras propias temáticas, para el beneficio de ambas profesiones y, sobre todo y especialmente, para el beneficio de nuestros clientes humanos y animales.

El Comité de Ética de la IAABC creó los siguientes lineamientos de las mejores prácticas para los consultores de conducta y entrenadores que se vean expuestos a estas conversaciones relacionadas con la salud. Nuestra meta era desarrollar un conjunto de lineamientos prácticos que pudieran facilitar la comunicación, prevenir malentendidos y pudiera ser aplicado en varias situaciones.

El Código de Ética Profesional y los Estándares de Práctica Conjuntos de la IAABC indican que los entrenadores y consultores de conducta no deben aconsejar sobre problemas fuera de los límites claros de sus competencias. Además, los consultores de conducta y entrenadores son responsables de forma individual de entender y ser conscientes de todas las leyes locales relevantes a su práctica. Las leyes en contra de practicar la medicina veterinaria sin una licencia no son uniformes, y este documento no debe ser tomado como un respaldo o consejo legal. Tenga en cuenta que el modelo que sigue no excluye otras prácticas éticas ni reemplaza cualquier ley existente.

Indique claramente cuáles son sus calificaciones

La regla más importante a seguir cuando se discuten observaciones relacionadas con la salud con un cliente es evitar tergiversar el alcance de sus propios conocimientos y competencias. Asumiendo que no está capacitado en medicina, recomendamos que comente las observaciones relacionadas con la salud indicando claramente que usted no es médico veterinario y como consecuencia no está calificado para dar consejo médico.

Ejemplo:

“Tenga en cuenta que mi área de especialización es el comportamiento. No soy veterinario y no puedo hacer recomendaciones médicas. Le sugiero que se comunique con su veterinario sobre esto”.

Comparta sus observaciones

Siempre es apropiado compartir sus observaciones. Estas podrían relacionarse con la apariencia física del animal o con su conducta. Cuando esté dando a conocer sus observaciones, indique las razones por las que pudieran ser relevantes. Evite sacar conclusiones sobre posibles causas subyacentes, incluso cuando le recuerden condiciones que haya visto antes en su propio animal o en otros animales. No es su rol diagnosticar condiciones médicas. En cambio, sugiérale a su cliente que haga notar tales observaciones al veterinario.

Ejemplos:

“He notado que su perro se rasca constantemente y ha comenzado a morder sus patas. Yo le comentaría esto al veterinario, ya que pudieran ser alergias o alguna otra condición médica”.

“Los problemas para enseñar a su perro dónde ir al baño comenzaron de improviso y no podemos encontrar ninguna circunstancia actual que dispare esa conducta. Le recomiendo contactar a su veterinario para que puedan descartar causas médicas comunes, como una infección del tracto urinario o alguna enfermedad”.

“Luego de observar cómo su gato se mueve en su casa, incluyendo la vacilación al subir a los muebles, como solía hacerlo, estoy preocupado/a que pueda estar sintiendo dolor. Le recomiendo una visita a su veterinario para descartar alguna condición médica que pudiera estar contribuyendo a su reticencia a saltar a la repisa para entrar a su caja de arena estos días”.

“Usted dice que su caballo ha empeorado progresivamente como para que el herrero le calce las herraduras, especialmente en sus patas traseras. Le recomiendo contactar a su veterinario para descartar alguna razón física para este comportamiento, como artritis, antes de retomar el programa de entrenamiento. Si existen causas físicas que no se tratan, retomar el programa de entrenamiento puede no ser una buena idea”.

“La respuesta de su perro al encierro necesario –jadeo intenso, salivación, vocalizar e intentos de fuga repetitivos- es mucho más intensa de lo que yo típicamente observo. Es mucho más que un comportamiento de protesta leve y lo pone en riesgo de autolesionarse. Le recomiendo una consulta con su veterinario, concerniente al nivel de ansiedad que está experimentando. Podría pedir una interconsulta con un veterinario especializado en comportamiento, ya que pudiera haber medicamentos que reduzcan el riesgo a corto plazo o aceleren su capacidad de respuesta a los protocolos de modificación de conducta”.

“Mirando mis notas, parece que estos cambios en la conducta coinciden con un cambio en los medicamentos de su mascota. Sería una buena idea que comentara su conducta reciente con el veterinario que se lo recetó, en caso de que hubiera una conexión”.

Indique fuentes confiables de información

En algunas ocasiones puede que necesite complementar sus observaciones con información adicional para expresar por qué son relevantes. Puede dirigir a su cliente a un artículo reciente o a un estudio, compartir información adquirida a través de un curso de la IAABC, o brindar un consejo recibido de un veterinario de confianza. Tenga criterio y sea claro con respecto a la fuente de cualquier información que decida compartir, y restrínjase a citar fuentes con buena reputación. Tenga mucha precaución cuando se trate de compartir información que sea meramente anecdótica o claramente no basada en la ciencia.

Ejemplos:

“Sé que el hecho que su bullterrier gire en círculo parece una faceta graciosa de su personalidad, pero le sugiero que no promueva esa conducta, ya que puede transformarse en algo compulsivo a lo que los bullterriers pueden estar predispuestos. Hay un sitio web con algo más de información al respecto y puedo enviarle el link si lo desea”.

“Entiendo que su veterinario le advirtió acerca de socializar a su cachorro antes de tener todas sus vacunas. Esta declaración oficial de la Sociedad Estadounidense de Veterinaria en Comportamiento Animal le ofrece una perspectiva más amplia”.

“Entiendo que el veterinario le dijo que su caballo debía perder peso, pero largos períodos de ayuno impuesto no son saludables para los caballos, que han evolucionado de manera que pueden estar pastando de forma casi continua. Una estrategia más segura -y así evitar el alto riesgo de úlceras gástricas y otros riesgos potenciales de salud-, pudiera ser encontrar un heno de menor aporte calórico y dárselo a su caballo en una red para alimentación más lenta. Podría compartir con usted un manual publicado recientemente por la Universidad de Liverpool acerca de cómo abordar la obesidad en caballos”.

“Realmente no puedo referirme a la seguridad o eficacia del aceite de cannabis (CBD), excepto de forma anecdótica. Algunos de mis clientes lo han probado antes de trabajar conmigo y los resultados -de acuerdo con sus comentarios- son variados. La conclusión es que no lo puedo recomendar, pero le sugiero hablar de todas formas con su veterinario antes de agregarlo a la rutina de su perro”.

“La respuesta repentina y tan intensa de su gato a las caricias es extremadamente similar a comportamientos sobre los que he leído en gatos con el síndrome de hiperestesia. Acá tiene un folleto del Centro de Salud Felina de Cornell que habla sobre esta condición. Podría serle útil filmar este comportamiento de su gato para revisarlo con su veterinario”.

“El registro que ha estado llevando de los horarios de ir al baño de su perro nos indica que actualmente está defecando de 6 a 7 veces por día. En mi experiencia, es mucho más frecuente de lo normal, y lo más probable es que esté contribuyendo a la dificultad de contenerse entre que usted sale de la casa hasta que llega el paseador. Dado que su veterinario lo declaró como sano en la consulta más reciente, me pregunto si un cambio en la dieta pudiera ser beneficioso”.

“Debido a la tos que presenta su perro, no puedo dejar que asista a las clases esta noche. El hecho de toser en un síntoma de influenza canina y de otras enfermedades, y no queremos poner a otros perros en riesgo. Acá tiene un folleto publicado por la Asociación Estadounidense de Medicina Veterinaria que explica cómo una enfermedad como ésta se puede contagiar, y habla de los síntomas comunes y las precauciones en más detalle”.

Evite recomendar exámenes, intervenciones o tratamientos médicos específicos

Puede ser tentador insistirle a su cliente que le pida a su veterinario pruebas o tratamientos, que reflejen las decisiones que usted tomaría si estuviera en su lugar. Es importante recordar que su condición de profesional de los animales pudiera resultar en que sugerencias hechas de forma casual sean tomadas como recomendaciones “expertas” o le lleguen al veterinario de su cliente en una forma que implica que usted se siente con propiedad de decirle al veterinario cómo hacer su trabajo. En lugar de eso, refiérase a fuentes confiables de información, comparta consejos recibidos directamente de un veterinario familiarizado con esos tipos de casos o refiérase a la experiencia de otros clientes.

Ejemplos:

“He tenido varios clientes que han rescatado caballos pura sangre como el suyo y han presentado síntomas de cólicos y escaso apetito poco después de su adopción. Sus veterinarios han recomendado exámenes de diagnóstico para descartar causas físicas y en algunos casos se les recetó medicación. Puede tener sentido conversar de esto con su veterinario”.

“Tengo otro cliente cuyo animal mejoró con medicamentos como complemento a la modificación de conducta y entrenamiento para manejar un tema similar. Entiendo que tenga sus dudas respecto a este plan, pero si no vemos progreso en las siguientes semanas, tal como yo normalmente esperaría en casos como este, sería una buena idea preguntarle al veterinario qué recomienda”.

“En cuando a la castración para reducir la agresividad de su perro, no creo que podamos predecir eso según la ciencia moderna. Los estudios que he visto fueron mayormente inconcluyentes, haciendo que el castrarlo sea una intervención sin resultados confiables en la conducta. Sin embargo, pudiera haber otros factores a considerar, incluyendo restricciones locales, riesgo de camadas no planificadas, ramificaciones de salud potenciales. En definitiva, es un procedimiento médico y una decisión para ser tomada con su veterinario”.

“Usted me dice que su perro ha estado malhumorado últimamente, incluso lanzando mordiscos a las personas un par de veces. También está subiendo de peso y su pelaje ya no se ve tan saludable como antes. Le sugeriría acudir a su veterinario por estos temas en específico. Hay varias enfermedades y condiciones que pueden causar esto, con consecuencias tanto conductuales como fisiológicas, incluyendo la enfermedad de Cushing, de Addison y enfermedades tiroideas, y su veterinario le recomendará los exámenes que crea importantes”.

“Estoy contento de que se me haya acercado para entrenar yenriquecer la vida de su gato Bengala tan activo. Sin embargo, luego de presenciar su apetito voraz, en conjunto con su hiperactividad, creo que una visita al veterinario es importante. Puede que el veterinario sugiera realizar algún tipo de examen para diagnosticar o descartar alguna condición médica que pudiera relacionarse con estas conductas”.

Ofrezca comunicarse directamente con el veterinario de su cliente

Siempre es apropiado ofrecer comunicarse con el veterinario de un cliente si usted o su cliente creen que pudiera ser de ayuda. Recuerde que debe obtener permiso explícito de su cliente, comuníquese de forma profesional y mantenga respeto por el derecho de su cliente de tomar las decisiones médicas para su animal.

Ejemplos:

“Entiendo que su veterinario considera que las mordidas de su Chihuahua son simplemente un problema conductual y por supuesto que estoy agradecido que le haya dado mi referencia para que le ayude. Sin embargo, al revisar los videos que me envió y observándolo en persona, veo conductas que son consistentes con una respuesta al dolor. Tal vez quiera compartir estos videos con su veterinario y, si usted quiere, yo le enviaría un correo electrónico a él detallando mis observaciones”.

“Estoy contento de que haya decidido realizarle un examen veterinario a su gato y entiendo que fue una experiencia difícil para ambos, ya que ella estaba tan estresada que no le permitió al veterinario realizar el examen físico completo. Pero luego de observarla comer y viendo cómo deja caer su pellet, creo que debiera volver al veterinario para un nuevo chequeo. Esta conducta de dejar caer la comida de la boca puede que contribuya a su cambio de conducta reciente. Ciertamente puedo redactar un resumen de mis observaciones para que las entregue a su veterinario. Puede que entonces su veterinario le ayude a crear un plan para que la próxima visita sea menos estresante y sea posible un examen oral”.

“Entiendo que, cuando habló por teléfono con su veterinario, él le dijo que opinaba que su caballo solo se frena por obstinado cuando se le pide ir hacia adelante con la cuerda larga. Pero, luego de verlo dar pasos cortos con la pierna interior, creo que debiera contactar a la clínica veterinaria para agendar una visita a la granja. Puedo enviar un correo electrónico a su veterinario con una copia de mi reporte de hoy, si usted quisiera, antes que usted les llame”.

Entregue referencias de veterinarios adicionales cuando sea apropiado

En algunos casos, tiene sentido ofrecer una derivación adicional, como un veterinario que usted sepa que tiene experiencia con casos similares, o posiblemente un especialista como un veterinario especializado en medicina del comportamiento. Sin embargo, en la mayoría de los casos, la referencia inicial debiera ser al veterinario de cabecera de su cliente, quien está generalmente en la mejor posición para determinar si se requieren servicios especializados. Algunos conductistas veterinarios ofrecen consultas remotas, pero por lo general de veterinario a veterinario, es decir, a través de la clínica veterinaria de su cliente.

Ejemplos:

“Me parece que tiene una excelente relación con su veterinario y que él conoce a su animal muy bien. Si él no está cómodo opinando sobre medicamentos asociados al comportamiento, tal vez usted y él pudieran conversar sobre la posibilidad de una consulta remota con un veterinario especializado en comportamiento. Conozco a un especialista que ha sido de utilidad en un caso anterior. Puede encontrar más información sobre Board Certified Veterinary Behaviorists, incluyendo un directorio, en www.dacvb.org. *

“Su veterinario parece estar dispuesto a hacer todo lo que pueda para resolver el problema de conducta de su caballo. ¡Eso es genial! Algunos de los veterinarios de otros clientes han consultado con un veterinario especialista en comportamiento para crear un plan de tratamiento. Si usted cree que esto pudiera interesarle a su veterinario, con mucho gusto le daré la información de contacto de varios especialistas que trabajan con caballos”.

Un Enfoque de Equipo

El desarrollo de relaciones profesionales sólidas con colegas veterinarios asegura el mejor resultado para clientes compartidos con problemas asociados a la salud o al comportamiento. Derivar de forma apropiada y a tiempo a un especialista, incluyendo a consultores de conducta, veterinarios y otros en nuestro campo, nos permite brindar un servicio especializado, comprensivo y con consideración. Juntos, podemos aportar experiencia y conocimiento que pueden cambiar y salvar la vida de los animales bajo nuestro cuidado.

Fuentes de referencia internacional incluyen:

En América Latina: avlz.blogspot.com
Europa: www.esvce.org
Chile: www.asecvech.cl
Alemania: www.gtvmt.de
España: www.gretca.com

 

Traducido por Wen Bautista, IAABC Español