por Susan Bulanda

En los últimos años, la búsqueda y rescate con perros (SAR en inglés) se ha vuelto popular. No hace mucho, la mayoría de las personas no sabían que eran. Por ejemplo, cuando personas veían a miembros de mi unidad con el logo de “K9 SAR” en sus uniformes, ellos comentaban que era muy bonito que rescatáramos perros.

Desafortunadamente, mucha gente ahora piensa que ser un guía de un perro de búsqueda y rescate significa que todo lo que uno hace es seguir a tu perro a través de bosques o el entorno que sea que quieras rastrear. Esto está lejos de ser la verdad.

Ellos creen esto porque las personas aún no entienden en su totalidad que es lo que un perro SAR o de búsqueda y rescate puede hacer, y tienen aún menos idea de lo que se necesita para ser miembro de una unidad. En este artículo, esbozaré qué involucra ser un guía de perro SAR y cuáles son los tipos de entrenamientos disponibles para el perro.

Lo más crítico a entender sobre ser un guía de perro SAR es que, antes que nada, debes ser una persona de rescate altamente calificada de acuerdo con las especificaciones de tu unidad. El o la guía de perro SAR es una persona de rescate que se especializa en el uso de un perro SAR. Esto no es diferente a un oficial policial que se especializa en el uso de un perro policial o un militar que trabaja con perros militares. El trabajo con perros SAR no es un deporte, y no hay deportes caninos que puedan reemplazar el adecuado entrenamiento de perros SAR. El entorno en el que tienen que trabajar los perros SAR es extremadamente diferente a cualquier deporte, y el entrenamiento deportivo de perros a menudo obstaculizará al perro en el trabajo de búsqueda y rescate. Por ejemplo, el rastreo deportivo se lleva a cabo en un entorno controlado respecto de tiempo, distancia, giros en el rastro y contaminación especificados. En el trabajo de búsqueda y rescate, ninguno de estos elementos están controlados y al perro se le puede solicitar seguir un rastro que es muy viejo y en situaciones altamente contaminadas.

El Elemento Humano

Lo siguiente más importante de entender es que los guías de búsqueda y rescate deben ser miembros de una unidad SAR legítima. Toma esfuerzo en equipo conducir una búsqueda exitosa. En la búsqueda de una persona perdida hay muchos aspectos no asociados a los perros. Por ejemplo, el equipo SAR perro/guía es a menudo el primero en responder. Si ellos encuentran a la persona perdida con vida, pero herida, ellos deben mantener a la persona viva hasta que los médicos o técnicos de emergencias médicas puedan ayudar. A menudo, esto significa transportar a la persona fuera de densos bosques o fuera de un acantilado a un área de donde ellos puedan ser llevados hacia un hospital.

Para buscar con éxito a una persona extraviada, el director de búsqueda o el comandante del incidente debe estar calificado en muchas disciplinas. Por ejemplo, se requiere que entiendan el comportamiento de una persona extraviada para que puedan determinar el área de búsqueda probable, donde, con mayor probabilidad, esa persona estará. Esto está determinado por muchos factores tales como la edad de la persona, sus actividades, su salud física y mental, y las características del terreno del área. También deben poder sectorizar el área para permitir una búsqueda más manejable y asignar el mejor equipo para cada sector. Estos son solo unos pocos aspectos de poner en marcha una misión de búsqueda. También es importante para el guía de perro SAR, entender los métodos utilizados para analizar dónde buscar.

Habilidades de Búsqueda

Algunas de las habilidades que un guía de perro SAR debe tener son saber cómo cuadricular su área para utilizar de mejor manera al perro. Deben entender el olor y cómo éste funciona, ser conscientes de pistas, de la preservación del sitio si la búsqueda se transforma en un asunto policial, saber cómo leer un mapa topográfico y cómo determinar su localización exacta en ese mapa (incluso con GPS, la lectura de mapas es una habilidad vital para tener), y muchos otros factores posibles.

Un buen guía de perro de búsqueda debe haber recibido entrenamiento en rescate acuático (si hay cuerpos de agua en su área), materiales peligrosos, búsqueda en catástrofes, búsqueda acuática, y si el área lo requiere, trabajos de rescate en espacios confinados y en altura. También deben poder determinar su probabilidad de detección (PDD) para informar al director a cargo de la búsqueda y rescate. La PDD requiere que el guía analice qué tan bien buscó el equipo de perros  para que el comandante del incidente pueda determinar si el área está despejada o necesita que otro equipo busque de nuevo en la zona.

Estas son algunas de las habilidades y entrenamiento que un guía debe tener para permanecer seguro y mantener a la persona perdida a salvo. Hay muchas más certificaciones que son requeridas tanto a nivel estatal como federal  para ser un guía certificado de rescate canino K9.

Cualidades de un Perro sar Exitoso

A menudo, cuando la gente decide que quiere formar parte de K9 SAR, esperan poder entrenar a su mascota. Esto puede funcionar si el perro es del tipo adecuado, es físicamente apto, y tiene la motivación para hacer este tipo de trabajo. No todos los perros están dispuestos a trabajar en búsqueda y rescate. Intentar forzar a un perro a trabajar en búsqueda y rescate solo creará a un perro poco confiable, lo que puede costarle la vida a alguien. Otras personas adoptan un perro para entrenarlo en SAR. Esto es noble, pero sin contar con la historia del perro, el adoptante puede no saber si su perro podrá o no hacer el trabajo. El último tipo de perro es uno que se adquiere como cachorro para ser entrenado en SAR. Esto tampoco es una ciencia exacta ya que es difícil saber si el cachorro tendrá la capacidad mental y física cuando madure. Muchos perros no logran convertirse en un perro SAR, ya que sus requerimientos son muy rígidos.

El perro debe tener, como mínimo, las siguientes cualidades:

  • Debe estar sano.
  • Debe querer a las personas en general.
  • Debe estar cómodo alrededor de niños.
  • Debe ser capaz de mantener la calma en situaciones estresantes.
  • Debe ser capaz de trabajar sin correa si es necesario.
  • Debe ser capaz de trabajar por 8 horas o más.

El perro NO debe:

  • Ser nervioso o tímido.
  • Ser agresivo.
  • Perseguir animales.
  • Ser miedoso de situaciones extrañas.
  • Ser agresivo con humanos.

Disciplinas de Búsqueda y Rescate

Los perros SAR son entrenados en las siguientes disciplinas:

Venteo: El perro trabaja sin correa y busca cualquier rastro humano en el área.

Detección olor específica: El perro trabaja con o sin correa y busca y/o sigue un olor identificado por guía. En el caso de búsqueda y rescate, será el olor de una persona en específico.

Detección de Restos Humanos (DRH): Al perro se le enseña a encontrar cuerpos y partes de cuerpos en situaciones de destrucción masiva, desastres naturales, etc.

Detección de Cadáveres Tierra/Agua: Similar a DRH, pero el perro buscará cuerpos que están enterrados, ahogados, o incluso ocultos o perdidos.

Búsqueda en Avalanchas: Encontrar personas enterradas en la nieve.

Búsqueda en Desastres Vivos/Muertos: Los perros son enseñados a buscar personas con vida o fallecidas en situación de desastre.

Cada disciplina tiene requerimientos específicos para los perros. Por ejemplo, un perro de venteo recorrerá su área, encontrará a la persona, regresará al guía, dará una señal, y luego lleva al guía de regreso donde la persona. En algunos casos, el perro de venteo se quedará con la persona perdida y ladrará hasta que el guía llegue al lugar. Un perro de búsqueda en desastres debe dar una señal pasiva y permanecer donde la fuente del olor se encuentra, debido al riesgo de movilizarse sobre una pilar de escombros. A menudo, el perro de búsqueda en desastres es controlado por el guía a distancia.

Entrenamiento Canino en Búsqueda y Rescate

Cada unidad tiene un entrenador jefe a cargo de instruir a los guías como entrenar a sus perros. El problema con esto es que muchos entrenadores jefes no son entrenadores de perros con mucha experiencia. Ellos simplemente copian lo que les fue enseñado por los previos entrenadores jefes. Ellos utilizan una filosofía de “talla única para todos” en relación con sus técnicas de entrenamiento. Esta es una razón por la cual muchos perros no pasan sus certificaciones. Dado que el entrenador jefe no es un entrenador profesional de perros, ellos a menudo no saben cómo resolver problemas de entrenamiento individuales, para ajustar el método para adaptarse al perro.

Hay incluso aún menos consultores de comportamiento canino involucrados en SAR. A menudo, un perro tiene un problema de entrenamiento o comportamiento que podría ser resuelto por un consultor de comportamiento cuya contribución permitiría al perro ser un buen perro SAR. En cambio, el perro es rechazado porque la persona a cargo de entrenar a los perros SAR no sabe cómo resolver el problema de entrenamiento o comportamiento.

El entrenamiento de obediencia para perros SAR es diferente. Mientras que el perro SAR debe estar bajo control del guía, es importante entender que los perros SAR no deberían ser entrenados en obediencia tradicional. Se les enseña a realizar una “desobediencia inteligente”. Un ejemplo de desobediencia inteligente en búsqueda y rescate sería cuando el perro le indica al guía que encontró algo, y el guía no le cree al perro debido al entorno en el que se encuentra. Si el guía trata de irse o llamar al perro, el perro debe desobedecer e insistir en que el guía investigue lo encontrado. Por lo tanto, la obediencia competitiva y a nivel de mascotas a menudo evitará que un perro SAR actúe en el campo.

El trabajo de un entrenador que no es una persona de búsqueda y rescate es el de analizar el problema específico de entrenamiento, y resolverlo. Por ejemplo, un perro de venteo podría encontrar el sujeto oculto, pero no regresar y dar la señal de manera confiable. El entrenador se enfocará solo en el por qué el perro no está regresando al guía como debe, y buscará una solución.

Otro problema que surge a menudo es que muchos guías de perros y unidades SAR sienten que si un entrenador profesional no es una persona con experiencia en búsqueda y rescate, no entenderá cómo resolver el problema de entrenamiento. Nada más lejos de la verdad. A veces se necesita una visión objetiva para identificar el problema.  Un buen conductista o entrenador debería ser capaz de analizar qué es lo que está sucediendo y proponer una solución al problema.

La mayoría de las unidades SAR se componen solo de voluntarios. Cada guía paga todos los gastos para él y sus perros. Esto incluye el equipo especializado que se requiere para el trabajo de búsqueda y rescate. Ellos invierten muchas horas semanales por años para entrenar a sus perros y para mantenerlos entrenados.

Tengo la esperanza de que más consultores certificados de comportamiento canino y entrenadores profesionales de perros se comuniquen con las unidades de perros SAR para ofrecer su tiempo y experiencia en forma voluntaria para resolver problemas de entrenamiento. No es necesario ser un guía o flanker (persona que va con el guía en una búsqueda) para ser voluntario en una unidad. Ayudar a entrenar perros SAR es una experiencia muy gratificante y educativa.

 

Susan Bulanda fue reconocida por primera vez como una excelente entrenadora de perros en 1963. Es miembro fundador de National Search Dog Alliance, y ha formado y dirigido dos unidades caninas de búsqueda y rescate. Ella fue una de los tres jueces seleccionados para juzgar la primera y segunda competencias internacionales caninas de búsqueda y rescate de Inglaterra. Susan es una autora premiada, ha dictado conferencias en todo el mundo y ha escrito cientos de artículos y muchos libros. Su sitio web y blog son: www.sbulanda.com y www.sbulandablog.com


Traducido por Charlotte Iglesias, IAABC Español