Las intervenciones asistidas por animales pueden tener objetivos terapéuticos específicos para mejorar el funcionamiento físico o cognitivo, o pueden proporcionar “oportunidades generales para beneficios de motivación, educativos, recreativos y / o terapéuticos para mejorar la calidad de vida” (Morrison, 2007).  Es muy popular realizar las intervenciones asistidas con animales de compañía -por lo general son perros, pero no siempre- que visitan a los residentes en un hogar de ancianos o pacientes en un hospital, con el fin de animar a éstos a acariciar e interactuar en silencio con el animal durante un tiempo. No obstante, algunas de las nuevas modalidades más interesantes de actividades asistidas por animales permiten a los pacientes involucrarse más en la vida de sus animales de terapia.

Otro nuevo enfoque para los animales como socios en la terapia consiste en invitar a otros pacientes, familiares, cuidadores y a la comunidad local a una amplia variedad de actividades que tienen al animal de terapia como foco principal. Enseñar a otros sobre el animal, participar en actividades creativas con el animal como punto de partida e incluso participar en la exhibición y venta de animales puede permitir que los grupos de pacientes se conecten con la comunidad de nuevas formas, fuera del paradigma terapeuta-cliente. Tener mayores oportunidades para formar relaciones y tener experiencias como parte integral de la sociedad es beneficioso para la salud mental y física de los adultos mayores (Umberson & Montez, 2011).

HenPower, un programa de Equal Arts Foundation, una organización británica sin fines de lucro, tiene como objetivo reunir estos dos objetivos innovadores para las intervenciones asistidas con animales en un entorno de atención para personas de la tercera edad. El proyecto HenPower lleva un gallinero a un centro de atención para que éstas sean cuidadas por grupo voluntario de residentes.  Le pedimos a Douglas Hunter, codirector de Equal Arts Foundation, que nos contara más sobre el programa HenPower. Esto es lo que nos dijo:

“HenPower es una propuesta centrada en las relaciones humanas para mejorar las vidas de los adultos mayores, involucrando el cuidado de las gallinas y la creatividad como catalizadores para reducir la soledad y aumentar las relaciones sociales. Esto es un etos y un abordaje muy diferente comparado con la terapia con mascotas o las terapias asistidas con animales, donde el hincapié se hace en la relación entre el individuo y el animal.

Actualmente, HenPower está operando en una variedad de sitios, incluidos centros comunitarios y escuelas, pero principalmente en centros de atención residencial para adultos mayores, y específicamente dedicados a la atención de demencia. El mantenimiento de gallinas puede ser una actividad comunitaria en la que varios participantes pueden contribuir de diferentes maneras y así minimizar y compartir la carga de responsabilidad. Las gallinas tienen carácter, son bastante independientes y generalmente requieren poco mantenimiento. Los ancianos pueden pasar una gran cantidad de tiempo con sus gallinas, o tanto como puedan. Un grupo de gallinas libres en el jardín de una residencia también es un espectáculo visual para el observador ocasional desde la ventana del salón o del comedor. Esta copropiedad y responsabilidad compartida es diferente de tener un gato, perro, conejillo de Indias o conejos, etc.; sin embargo, los proyectos de HenPower a menudo crecen y se diversifican, ya que le dan al personal de cuidado la confianza de tener también otras mascotas que puedan satisfacer las necesidades específicas de adultos mayores.

HenPower comenzó cuando un hombre mayor estaba recibiendo cuidado temporal en un centro de atención de demencia y hablaba de perder a sus amigos – nombrando una lista de nombres femeninos. También se dirigía enérgicamente hacia la puerta en momentos específicos del día. Resultó que sus amigas eran sus gallinas, y él quería salir a alimentarlas, darles agua y a recoger huevos durante todo el día. Las rutinas diarias que implican el cuidado de las gallinas pueden ofrecer a los ancianos rutinas útiles y distracciones positivas a lo largo del día en vez de llevar a monotonía, falta de propósito o depresión.

Además, el personal de atención puede utilizar el cuidado de las gallinas como una herramienta de distracción para reducir la agitación o el comportamiento desafiante. También puede ofrecer una conversación diferente cuando llegan familiares y visitantes. Muchos ancianos han relatado que desde que tienen a las gallinas reciben más visitas, especialmente de sus nietos.

HenPower es también un gran vehículo para mejorar la unidad de la comunidad a través del trabajo intergeneracional. Particularmente el trabajo con las escuelas primarias, pero también con otras organizaciones comunitarias, ofrece un estímulo, la curiosidad y el punto focal para proyectos creativos, desde la jardinería hasta la historia local.

Un sentido de propiedad y de propósito también se engendra y se expande inicialmente a partir del ingreso generado a través de donaciones por los huevos, para diseñar y hacer delantales o tarjetas de regalo para la venta y aumentar los ingresos gracias a presentaciones en conferencias, eventos, universidades o entrenamiento de atención social para adultos. Cada proyecto individual puede ser empoderante en si solo y al mismo tiempo sentirse como una parte de algo que cruza la comunidad, al Reino Unido e incluso siendo parte de un movimiento global.

El programa HenPower ha sido sustentado con una sólida investigación llevada a cabo por la Universidad de Northumbria, utilizando escalas ya validadas para medir la disminución de la soledad y la depresión entre los participantes, así como un mayor bienestar. Hemos evaluado la relación costo-beneficio junto a Connell Consulting [una empresa consultora especializada en temas de salud, prevención social y educación] para el proveedor de atención médica en cuanto a la reducción del desgaste del personal junto con una mayor ocupación, además de la disminución en el uso de medicamentos antipsicóticos. Actualmente, la Universidad de Sheffield está buscando financiamiento para fortalecer aún más la evidencia, específicamente sobre el beneficio para los ancianos con demencia que viven en residencias asistenciales.

Equal Arts, como la organización benéfica que supervisa a HenPower, tiene una sólida trayectoria en el desarrollo de capacitaciones para el sector de creative ageing [programas de arte y creatividad para personas de la tercera edad]; queremos garantizar que el personal de atención, los artistas y los participantes tengan acceso a una gama de capacitación adecuada. Esto también incluye ofrecer las mejores oportunidades para el cuidado de animales dentro de los centros de atención, así como el apoyar el Modelo de Imaginación de participación dentro de los centros de atención de demencia.

En un período de cinco años, HenPower ha crecido desde ser un pequeño esquema piloto hasta llegar a tener proyectos en Inglaterra, Europa, Taiwán y Australia. Los factores del éxito son múltiples y variados, pero HenPower simplemente sigue satisfaciendo una necesidad entre los adultos mayores y ofrece a otras personas una manera fácil de lograr esto también.

¿Funciona realmente HenPower? ¿Cómo lo podemos saber?  Después del proyecto piloto, HenPower fue evaluado por un equipo de investigadores de la Universidad de Northumbria, dirigido por Prof. Glenda Cook. Ella y su equipo tomaron datos cuantitativos y cualitativos para evaluar el impacto de HenPower en el bienestar mental de los residentes ancianos de un centro de atención, particularmente enfocados en la depresión y la soledad. El informe completo, “An Evaluation of ‘HENPOWER:’ Improving Wellbeing & Social Capital in Care Settings” [“Una evaluación de ‘HENPOWER:’ Mejorando el bienestar y el capital social en la configuración de la atención”] puede ser encontrado aquí. El equipo descubrió que los datos cuantitativos que tomaron mediante cuestionarios validados que miden el bienestar, la soledad y la depresión, no mostraron muchos cambios en los puntajes de los participantes antes y después de su participación en el proyecto. En contraste, los datos cualitativos de hablar con los participantes sobre cómo interactuaron con el proyecto, sugirieron que los participantes sintieron que experimentaron una variedad de beneficios. Esto plantea algunas preguntas interesantes sobre cómo medimos el efecto de la terapia asistida con animales en los grupos de pacientes, especialmente las intervenciones a largo plazo y las poblaciones con necesidades complejas. Le pedimos a Prof. Cook que explicara más sobre sus resultados y lo que pensaba sobre HenPower.

¿Qué fue lo primero que llamó su atención sobre HenPower? ¿Qué pensó cuando usted se enteró del proyecto?  En discusiones con el equipo de Equal Arts sobre qué evaluar y cuáles iban a ser los potenciales enfoques, pensé que era una intervención novedosa para tratar el aislamiento y la soledad, particularmente en hombres mayores. Para la generación masculina de mayor edad, para muchos el cuidado de las gallinas era algo familiar, ya que habían tenido gallinas en el pasado. Estaba al tanto de la idea de los cobertizos para hombres que se estaba implementando en Australia y cuán efectivos eran éstos en ampliar redes sociales para aquellos que se estaban aislando cada vez más.

 ¿Por qué cree que el proyecto HenPower fue particularmente exitoso involucrando a los hombres mayores?  El cuidado de gallinas es algo familiar para muchos hombres mayores. HenPower es más que mantener un gallinero. Hay oportunidades para diseñar gallineros, gestionar los aspectos financieros del proyecto, dar presentaciones, etc. En otras palabras, existen diferentes roles para una variedad de intereses y talentos.

 ¿Los participantes aprendieron sobre bienestar y enriquecimiento?  Este fue un aspecto clave del aprendizaje para algunos, mientras que otros habían dirigido granjas de gallinas en su juventud. Incluso aquellos con conocimientos y experiencia aprendieron más, por ejemplo, sobre las necesidades de razas de gallinas en particular, cómo cuidar las crías, requisitos dietéticos, etc.

 ¿Por qué cree usted que el seguimiento inicial de la escala de DJG de Soledad no mostró ningún cambio significativo?  El número de participantes era pequeño, y esto pudo haber afectado los resultados. Si bien la participación en el programa ciertamente aumentó las redes y el contacto social, HenPower no influyó en otros asuntos importantes para las redes personales de los participantes. Por ejemplo, el avance del deterioro de un conyugue con demencia no se pudo cambiar, o la muerte de los hermanos no pudo ser influenciada por HenPower. Estos eventos ocurrieron durante la evaluación, y ciertamente aumentaron la soledad experimentada por los participantes. Los datos cualitativos ciertamente destacaron el efecto positivo del programa, y ​​esto debe considerarse junto con los hallazgos cuantitativos.

 Conclusiones

Tanto el limitado número de participantes, como el hecho que los ancianos en un centro de cuidado son particularmente vulnerables a la enfermedad, la muerte de seres queridos y otras causas de depresión y soledad que ninguna cantidad de intervención asistida con animales puede aliviar, son factores contribuyentes a la diferencia entre los datos cualitativos y cuantitativos en la evaluación inicial del proyecto piloto HenPower. Estos son los problemas que enfrenta la investigación en torno a las intervenciones asistidas con animales de todo tipo, lo que hace que los diseños de estudios para probar su efectividad sean particularmente difíciles. Esto es también una barrera potencial para el financiamiento futuro, ya que muchas organizaciones que otorgan subvenciones requieren datos cuantitativos que demuestren la efectividad y la relación calidad-precio (Minocha et al., 2015).

Hay planes para una evaluación a gran escala del proyecto HenPower en un futuro cercano, ahora que está fuera de su fase piloto y ha atraído mucha atención de los medios y otras organizaciones que desean implementar algo similar en sus propias comunidades. Más de 40 hogares de ancianos en el Reino Unido ahora están ejecutando un proyecto de HenPower.

HenPower es un ejemplo de un programa creativo que parece ser atractivo para un grupo de pacientes desatendidos, los hombres ancianos, y entrega una gran variedad de posibilidades de interactuar tanto con los animales como con la comunidad. Como señala Prof. Cook, es importante analizar los números y las experiencias de las personas directamente afectadas por el proyecto al decidir si un programa ha tenido un efecto positivo.

 Referencias

Cook, G. et. al (2013). An Evaluation of ‘HENPOWER:’ Improving Wellbeing & Social Capital in Care Settings.

Minocha, S., et. al (2015). Social isolation and loneliness in people aged 55 and over in Milton Keynes. The Open University, Milton Keynes, UK.

Morrison, M., (2007). Health benefits of animal-assisted interventions. Complementary Health Practice Review 12(1), pp. 51-62.

Umberson, D. & J. K. Montez (2010). Social relationships and health: A flashpoint for health policy. Journal of Health and Social Behavior 51(Supp.) s51-s66.

 

Traducción: Carmen Arroyo, IAABC Español