¡No hay vegetales a salvo!

¡No hay vegetales a salvo!

¡Los cerdos son altamente inteligentes, fáciles de entrenar y muy divertidos! Más personas que nunca están comprando cerdos miniatura y cada vez más ciudades permiten que vivan en hogares como mascotas. Así como lidiamos con el morador de departamento que se compra un cachorro belga malinois después de haber visto la película “Max”, estos dueños primerizos de porcinos están viendo videos en línea, se enamoran de los lindos sonidos, patrones de color y del comportamiento de los lechones que ven corriendo a través de la pantalla, y piensan que son adorables y encajarán perfectamente con sus perros, niños, gatos, etc.

Pero, ¿qué ocurre con los cerdos en la ciudad? Su biología y etología pueden causar algunos problemas en un entorno hogareño. Los cerdos son tanto animales domesticados gregarios como omnívoros; están programados para moverse todo el día en busca de alimento. Los cerdos domésticos fueron criados para ganar peso de manera rápida y fácil como una fuente de alimento para los humanos. Hozan, es decir mueven superficies y excavan con su hocico, cualquier cosa que huela bien, por lo que los jardines fácilmente terminan destrozados y los paisajes deshechos; en tan solo unas horas, un cerdo pequeño genera fosas de barro alrededor del sistema de riego, un cerdo más grande lo logra en solo una hora.

Buscando algo que hacer.

Buscando algo que hacer.

Muchos propietarios ven cómo su tierno cerdito se convierte en un monstruo lleno de hormonas cuando alcanzan la madurez sexual. Pueden volverse agresivos y molestos. Además, muchos propietarios no se dan cuenta de que su adorado cerdo, que ahora está entrenado para ir al baño en lugares determinados, carece de la estimulación física y mental adecuada, ya que viven en el interior sin una salida para su comportamiento natural. Hozarán y rasgarán alfombras, estantes, puertas de armarios y paredes. Un cerdo dejado solo en un entorno inadecuado puede causar mucho más daño en dos horas de lo que la mayoría de perros lograrían en cuatro a seis horas.

Sin embargo, además de que los nuevos propietarios enfrentan problemas para encontrar buenos recursos de ayuda sobre comportamiento, entrenamiento y enriquecimiento, hay mucha gente inescrupulosa que está tomando cerdos de granja (aquellos que crecen hasta 140kg o más) recién nacidos y los venden como “mini cerdos”. Los dueños que luego se dan cuenta de que su cerdo no resultó ser lo que compraron, ni es un perro, y más encima muestra comportamientos desafiantes con los que no tienen experiencia y que no pueden manejar, no siempre saben a quién acudir por ayuda.

Lo que todos los dueños de cerdos necesitan saber

Lo que todos los dueños de cerdos necesitan saber

Malos consejos para los nuevos dueños de cerdos

Lo que todos los dueños de cerdos necesitan saber Los propietarios de cerdos que enfrentan este tipo de problemas pueden probar una avalancha de resultados que arroja la búsqueda en Internet para “arreglar” el comportamiento agresivo de su cerdo, donde encontrarán cualquier consejo, desde lo razonable a lo completamente bizarro. Incluso pueden encontrar personas que dicen ser expertos en entrenamiento de cerdos y que toleran el uso de collares eléctricos en cerdos para detener sus malos hábitos. La asesoría que se ofrece varía de razonable a inútil, e incluso peligrosa. Los cerdos son criaturas muy emocionales y pueden volverse extremadamente agresivos y peligrosos si se sienten amenazados y sienten que necesitan pelear. ¡Los cerdos también son ruidosos! Cuando se asustan, pueden gritar, manifestando así su percepción de una mala acción hacia ellos o su molestia de no poder obtener lo que quieren. ¡Cualquiera que haya estado en una casa con un cerdo que grita sabe que es inevitable que el vecino se entere del nuevo integrante!

El entrenamiento y manejo de problemas de comportamiento de los cerdos trata principalmente de crear una conexión con los dueños y enseñarles sobre el manejo y enriquecimiento ambiental adecuados, y proporcionar salidas apropiadas para los comportamientos y las conductas naturales del cerdo.

Los cerdos necesitan un ambiente adecuado. No se pueden termoregular sudando, por lo que necesitan acceso al barro o al aire acondicionado para mantenerse frescos. Tampoco pueden calentarse a sí mismos, por lo que necesitan acceso a refugio y calor en ciertos entornos. Los cerdos también necesitan contacto social: muchos propietarios no se dan cuenta de que un cerdo feliz es un cerdo que crece con al menos un amigo de su misma especie. Cada cerdo necesita un patio seguro para jugar y destruir con el fin de enriquecer mentalmente. Al igual que los perros, muchas de las conductas naturales del cerdo implican ubicar una fuente de alimento, obtener la comida del entorno y comerla. Muchas herramientas que utilizamos para entregar la comida de manera interactiva a nuestros perros, como los Kong Wobbler, Dinosaur Egg, Squirrel Dude, The Mushroom, etc., son excelentes maneras de alimentar a un cerdo. Estas herramientas dan a los cerdos una razón para moverse y usar su inteligencia, lo que ayuda a detener los comportamientos relacionados con el aburrimiento.

¡Mucho mejor!

¡Mucho mejor!

Un gran obstáculo para lograr la felicidad de las familias con cerdos es que los propietarios no se dan cuenta de que la dinámica porcina-canina puede causar problemas para ambas especies. Perros y cerdos deben ser supervisados ​​en todo momento. Los perros son depredadores y viven en grupos; los cerdos son presas y de rebaño. Los cerdos establecen un orden jerárquico usando la dominancia social y lucharán para determinar quién se encuentra por encima y por debajo de ellos en esta jerarquía. Las peleas pueden ocurrir no solo con otros cerdos, sino también con sus humanos, así como con los perros en el hogar. A diferencia de los perros, los cerdos buscan constantemente avanzar en el orden jerárquico y pueden decidir darle un golpe con la cabeza, atacar y herir incluso a su mejor amigo perro. Un cerdo comenzará una pelea con un perro, pero el perro la terminará. Los cerdos pierden orejas, partes de su cara, colas y, a veces, incluso sus vidas por pelear con perros con los que han convivido durante años y años.

Los dueños de los cerdos necesitan que sus mascotas entiendan y acaten señales verbales como ven, quieto y déjalo, así como también aprendan conductas como caminar educadamente con una correa y entrar en una jaula.

La principal diferencia entre el entrenamiento de cerdos y perros es que los cerdos necesariamente deben tener un marcador (clicker o verbal). Esto les permite saber el momento exacto en que actuaron correctamente y que se han ganado la comida. Los cerdos pueden frustrarse fácilmente o dar conductas equivocadas al confundir el proceso de reforzamiento como parte del comportamiento requerido para obtener la recompensa. Un ejemplo de esto es enseñarle a un cerdo a sentarse. Si un cerdo se sienta y el dueño dice: “¡Buen trabajo!” y el cerdo se pone de pie mientras el dueño alcanza el premio, el cerdo puede llegar a creer que sentarse y luego ponerse de pie es lo que necesita hacer para ganarse el premio. Cuando se usa un clicker o un marcador verbal condicionado correctamente, el cerdo sabe que cuando su parte posterior toca el suelo y oye el marcador, es por eso que recibe el premio.

pig wearing sunglassesSin entrenamiento, casi no tienen control de impulso, por lo que debiera priorizarse el enseñarles comandos como “déjalo” y “espera” para que los cerdos puedan controlarse más fácilmente dentro del hogar. Si usted nunca ha trabajado con un cerdo, existen organizaciones de rescate en todo el país [Estados Unidos] que estarán felices con recibirlo y permitirle trabajar con sus cerdos, aprendiendo así las técnicas de entrenamiento y entendiendo mejor su comportamiento.

pig sticking out his tongueAñadir el entrenamiento de cerdos a su negocio de perros

Agregar el entrenamiento de cerdos a su negocio no solo puede mejorar su negocio, también puede ayudar a mitigar la cantidad de vulneraciones en cerdos y perros, reducir la cantidad de cerdos en los refugios y ayudar a crear una fuente de educación comunitaria para que los actuales y futuros padres de cerdos puedan comenzar con el pie derecho. En este momento, no hay un organismo certificador para profesionales del entrenamiento o del comportamiento de los cerdos. Actualmente estoy en una misión para cambiar esto y me he contactado con algunas personas increíbles del mundo de los cerdos, muchos de los cuales son pioneros en la comprensión del lenguaje corporal del cerdo, su comunicación y aprendizaje. Personalmente, en los últimos tres años, he tenido cuatro cerdos en mis clases de obediencia grupal (no junto con otros cerdos, ya que generalmente no disfrutan conocer nuevos cerdos) con perros de todas las edades y actualmente tengo unos 25 clientes porcinos con trabajo conductual. Nos enfocamos en el enriquecimiento mental y ambiental, satisfaciendo así sus necesidades, en el entrenamiento de buenas modales y enseñamos a los propietarios sobre nutrición y seguridad.

Añadir el entrenamiento porcino puede ser una buena jugada comercial: estará entrando a un nicho muy desatendido, y también puede ser una forma maravillosa de ayudar a prevenir el número ya excesivo de cerdos en refugios y rescates.

Tabitha Davies es entrenadora certificada de perros y Consultora Asociada Certificada de Comportamiento Canino de la IAABC en Palm Springs, California. Tiene un hijo maravilloso con síndrome de Asperger y un nuevo pequeño humano en el camino. Tabitha ha sido entrenadora por más de 15 años y vive con sus cuatro perros rescatados, tres caballos rescatados, una gallina llamada Karma y un cerdo barrigón llamado Gwendolyn. Ella disfruta pasar su tiempo ayudando a los padres de perros y cerdos a convivir felizmente con sus mascotas no-humanas, y empoderándolos para educar a su comunidad.

 

Traducción: Carmen Arroyo, IAABC Español