Enseñanza (entrenamiento) a grandes mamíferos en el zoológico de Cali

Escrito por Jorge Iván Sánchez Quintero

Revisado por expertos

Resumen

Cuando hablamos de entrenamiento animal algunas personas lo asocian inmediatamente con los términos adiestrar, domar o amansar, además se imaginan circos, personas con látigos, castigos, agresiones y hasta maltrato e indefensión. Pero nuestra realidad es muy diferente, lo que se busca es que los animales aprendan comportamientos y de manera voluntaria participen de su propio cuidado y manejo; por eso es el momento de aclarar el término de entrenamiento, para que no haya confusión y se piense que al hablar de entrenamiento le estamos quitando capacidades a nuestros animales, considerándolos máquinas o robots. Respondiendo a esto sería positivo poder empezar a incorporar el concepto de enseñanza animal ya que, si hablamos de aprendizaje y enseñanza, estaremos valorando de manera directa nuestros individuos, reconociendo que tienen capacidades asombrosas para entender, descifrar acertijos y querer seguir aprendiendo; les damos las herramientas para que tengan control de su ambiente, influyendo de manera directa en aumentar su bienestar y mejorar su calidad de vida.

Introducción

El continuo contacto de los cuidadores con los animales de los parques zoológicos hace que los jefes de bienestar animal capaciten el personal en técnicas de enseñanza, brindando así un manejo adecuado. La idea principal es que el o los animales puedan acceder voluntariamente a tratamientos médicos y manejo rutinario, evitando situaciones de estrés, manejos riesgosos y traumas, ya que aplicando de manera adecuada los principios de modificación de conducta basados en condicionamiento clásico y operante, se hace más fácil su manejo y cuidado. Gracias a la enseñanza, los individuos ejecutan actividades requeridas para tomar muestras de sangre u orina, suministro de medicamentos, traslados, pesajes y chequeos generales o de rutina. Por lo anterior es importante que tanto los colaboradores como los animales cuenten con las condiciones óptimas necesarias para lograr una mejor calidad de vida. Así, en el Zoológico de Cali, la implementación de un programa de entrenamiento animal es fundamental para el manejo de sus especies. Además, este tipo de técnicas son actualmente sustentadas y aceptadas por las asociaciones a las cuales estamos vinculados como ALPZA, WAZA, AZA y ACOPAZOA.

Pero entonces, ¿qué es entrenar? Entrenar es la aplicación sistemática y correcta de los principios que rigen el comportamiento, o sea, aplicar correctamente el ABC (siglas en inglés) o ACC (siglas en español) del comportamiento, refiriéndose al antecedente, la conducta y la consecuencia, fundamentales para generar así el nuevo comportamiento o conducta, favoreciendo la estimulación física y mental de los animales, mejorando de esta manera su calidad de vida dentro de los parques zoológicos. En una palabra, entrenar es igual a educar.

Métodos

Todos los ejercicios que se mencionan a continuación utilizan técnicas de modificación de conducta basadas en condicionamiento clásico y condicionamiento operante con ausencia de aversivos. Todos los animales responden a marcadores de conductas (silbato o clicker), marcadores de posición como target, comandos verbales o gestuales. Todos nuestros procesos están documentados de manera escrita en protocolos y evidencias físicas como fotos y videos. Adicionalmente, según requerimientos de los procesos, se construyen obras o se diseñan elementos que faciliten cumplir con los objetivos planteados. Un ejemplo de esto es el proceso realizado para el tratamiento ocular en uno de los pumas, donde se diseñó una canasta para que el ubicara su cabeza, permitiendo que el colaborador aplicara la medicación diariamente de manera segura tanto para el animal como para él. Los tipos de reforzadores de conducta utilizados son reforzadores secundarios como caricias y primarios como comida, pate de vísceras y/o sangre mezclada con agua (agua sangre).

Resultados y discusión

Nuestros grandes mamíferos en la actualidad desarrollan las siguientes conductas para su manejo, aumento de su enriquecimiento y bienestar, las que a su vez han mejorado significativamente su calidad de vida.

Jaguares (Panthera onca): 1 macho y 1 hembra, estos dos individuos responden de manera voluntaria a pesaje en plataforma, abrir boca, echarse, toma de sangre de su cola, inyecciones intramusculares, inyecciones subcutáneas, medicamentos tópicos, ecografía e ingreso a áreas de manejo, paso entre cubiles y cajas de transporte para traslados voluntarios.

Pumas (Puma concolor): 1 macho y 1 hembra. El macho tiene un trabajo especial para tratamiento de glaucoma en su ojo izquierdo, razón por la cual debe ser medicado directamente en el ojo de por vida. Este proceso de enseñanza mejoró significativamente su salud, bienestar y calidad de vida, y le ha brindado nuevas oportunidades. Los dos individuos responden a pesaje en plataforma, echarse, toma de sangre de su cola, inyecciones intramusculares, inyecciones subcutáneas, medicación tópica, paso entre cubiles, ingreso a áreas de manejo y caja de transporte.

Tigres (Panthera tigris): 1 macho y 1 hembra. La hembra tiene un trabajo especial con el cual se la ha estimulado a que gane mayor confianza, seguridad y mayor control de su ambiente. En el pasado era un individuo muy ansioso, desconfiado, con poco manejo. Gracias a la enseñanza, su calidad de vida mejoró significativamente y en la actualidad es un animal de condición corporal adecuada y más estable en su comportamiento para manejos de rutina como ingreso a áreas de manejo y paso entre cubiles. Los dos individuos responden a pesaje en plataforma. El macho abre su boca, ingresa a túnel de manejo, se echa, permite contacto en la cola para tomar sangre y permite recibir inyecciones intramusculares, subcutáneas y además tiene una excelente respuesta a la llamada (comportamiento de ingresar nuevamente a la zona de manejo, en cualquier momento, incluso después de haber acabado de salir a su hábitat o recinto).

Leones (Panthera leo): 1 macho y 2 hembras. En general los tres animales responden a pesaje en plataforma, echarse, paso entre cubiles e ingreso a áreas de manejo. El macho y una de las hembras responden a toma de sangre de su cola, inyecciones intramusculares y subcutáneas. El macho, además, abre la boca y permite la observación de toda la cavidad oral.

Hiena (Crocuta crocuta): 1 hembra. Ella tiene un trabajo especial con el cual ha mejorado su control del ambiente en el que se encuentra. En el pasado era un individuo muy ansioso, desconfiado, con muy poco manejo. Gracias a la enseñanza, su calidad de vida mejoró significativamente y en la actualidad es un animal más equilibrado y cooperador a nivel comportamental para manejos de rutina como ingreso a áreas de manejo que en el pasado era algo muy complejo, responde a pesaje en plataforma, abre su boca, se echa, permite recibir inyecciones intramusculares, medicación tópica e ingresa a caja de transporte para traslados voluntarios.

Osos de anteojos (Tremarctos ornatus): 1 macho y 2 hembras. En general los tres animales responden a pesaje en plataforma, echarse, abrir boca, paso entre cubiles e ingreso a áreas de manejo y excelente respuesta a la llamada. El macho y una de las hembras responden a inyecciones intramusculares y subcutáneas, una de las hembras, que es la joven, responde a ecografía, citología, auscultación y sangrado. Además, ingresan a caja de transporte para traslado voluntario.

Conclusión

Por todo lo mencionado anteriormente, es fundamental decir a viva voz que si los zoológicos quieren pensar en desarrollar y fortalecer el bienestar animal y ser mejores día tras día, como instituciones, tenemos la obligación de invertir en talento humano y capacitación, siendo éste un factor determinante en la calidad de vida de nuestros animales, ya que si continuamos como en el pasado, los colaboradores no se especializarán, sino que continuarán realizando las tareas de aseo y alimentación, influyendo directamente en el tiempo que se debe invertir en el bienestar del animal. No estamos hablando de lo básico que debe tener un individuo (agua, comida, refugio y salud), sino con lo que se debe contar para mejorar su calidad de vida (relaciones sociales, estimulación mental y elección).

Agradecimientos

Agradecemos a las personas mencionadas a continuación. Ellos formaron parte de los procesos de condicionamiento: Mariana Cifuentes, Arelis Santiago, Miguel Calderón, Cristian Castro, Alfredo Vásquez, Iván Sálazar, Ricardo Rodríguez, Jhon Díaz, Franklin Campillo, Cristian Córdoba, Alvaro Arroyave, Luisa Del Vasto, Diana Buitrago, Mario Alves, Juliana Peña y en general a todo el equipo que conforma la Unidad de Bienestar Animal del Zoológico de Cali. Susan Posada y su equipo del Centro de Innovación ciudadana del Zoológico de Cali por algunas de las imágenes. Cecilia Marre por su apoyo y aportes continuos, es una de mis mejores maestras en mi proceso de formación profesional en entrenamiento animal.

Referencias

Camacho, S. G., y Gómez, A. M. S. (2015). Evaluación de un programa de condicionamiento operante con refuerzo positivo en un grupo de felinos (Panthera tigris) del parque zoológico matecaña- Pereira- Colombia. Universidad tecnológica de Pereira.

Carranza, J. (2000). Introducción a la ciencia del comportamiento. Madrid: Universidad de Extremadura. Cáceres, 2000, 590 p.

Carter, M., & Shieh, J. (2015). Animal Behavior. Guide to Research Techniques in Neuroscience, 39–71. doi:10.1016/b978-0-12-800511-8.00002-2.

Cifuentes, M. O. (2019). Establecimiento de un plan de entrenamiento de titis (Primates: Callitrichidae) mediante el método de condicionamiento operante en el Zoológico de Cali: Universidad de Caldas.

Del Vasto, C. L. M. (2018). Evaluación de estrategias de enriquecimiento ambiental para el manejo de grupos de Tití gris (Saguinus leucopus) en el Zoológico de Cali: Universidad ICESI, 25.

Guerra, L. G. G. C., & Silva, M. T. A. (2010). Learning processes and the neural analysis of conditioning. Psychology&Neuroscience3(2), 195.

Herrera, G. M., Peña, B. F., y Rodero, S. E. (2004). Etología aplicada, protección animal y etnología. Departamento de produccion animal.

Howery, L. D. (2007). Why do Animals Behave the Way they do?  School of Natural Resources, University of Arizona.

Irwin, M. D., Stoner, J. B., &Cobaugh, A. M. (Eds.). (2013). Zookeeping: anintroductiontothescience and technology. Universityof Chicago Press.

Jácome, A. C. S. (2012). Diseño de un plan de técnicas de condicionamiento animal (ECO), para obtención de una respuesta clínica efectiva (Rece) en espécimen de jaguar (Panthera onca).  Ecuador: Universidad Central de Ecuador.

Laule, G. E., Bloomsmith, M. A., & Schapiro, S. J. (2003). The use of positive reinforcement training techniques to enhance the care, management, and welfare of primates in the laboratory. Journal of applied animal welfare science6(3), 163-173.

Mellor, D. J., Hunt, S. &Gusset, M. (eds) (2015) Cuidando la fauna silvestre: La Estrategia Mundial de Zoológicos y Acuarios para el Bienestar Animal. Gland: Oficina Ejecutiva de WAZA : 94 pp.

Pinzón, L. F. M., y Franco, L. N. M. Implementación de un programa de condicionamiento operante con refuerzo positivo en tres felinos africanos (Panthera leo) del Bioparque Ukumari-Pereira-Colombia.

Sánchez, Q. J. I. (2012). Estandarización metodológica para el entrenamiento de elefantes africanos (Loxodonta africana) por el método de condicionamiento operante en el Zoológico Matecaña de Pereira Colombia: Universidad de Caldas.

Sánchez, Q. J. I., & Sánchez, E. (2021). Importancia del contacto con-sentido de los neonatos en su etapa sensible. The IAABC JOURNAL An IAABC Foundation Publication. https://iaabcjournal.org/importancia-del-contacto-con-sentido-de-los-neonatos-en-su-etapa-sensible/?lang=es

SERFOR y WCS. (2017). Guía: Manejo de animales silvestres decomisados o hallados en abandono. 3da edición. Lima, Perú. 103 pp.


Jorge Iván Sánchez Quintero es biólogo, administrador de empresas agropecuarias, entrenador animal y fue miembro de la IAABC. Desde hace casi 5 años está vinculado a la Fundación Zoológica de Cali, desempeñando el cargo de Coordinador de comportamiento animal. Ha sido un apasionado por el cuidado animal y precisamente a esta labor a dedicado su vida. Nació en la ciudad de Manizales en el departamento de Caldas en Colombia y actualmente vive en la ciudad de Cali en el mismo país. En caso de querer contactarlo, escribirle a los correos electrónicos. jorge.sanchez@fzc.com.co; animales_15@yahoo.es

COMPARTIR