Apoyo de pares y redes para consultores de comportamiento de loros: una entrevista con Robin Horemans

Escrito por el Equipo de Redacción de IAABC

Aunque las aves son una mascota relativamente común en todo el mundo, en comparación con los amantes de los perros y gatos, creo que es justo decir que los «locos de los loros» son pocos y distantes entre sí. Por supuesto, lo que les falta en números lo compensan con creces con pasión, ¡algo que las familias y los amigos a menudo no comprenden! Es por eso que las oportunidades de reunirse con amantes de los loros y fanáticos del comportamiento en persona, como en la Conferencia anual de la IAABC, son un punto de conexión vital para muchas personas en nuestra industria. Desafortunadamente, este año la COVID-19 puso fin a las reuniones, conferencias y clases de capacitación en persona, donde los consultores de comportamiento aviar pueden compartir su amor y aprendizaje.

Afortunadamente, la presidente de la División de Loros de IAABC, Robin Horemans, se acercó para llenar el vacío, brindando algo de esa sensación de alegría compartida y conexión a los miembros de la División de Loros de IAABC durante la cuarentena.  Entrevistamos a Robin sobre sus videollamadas semanales «Squalk‘n’ Talk» y cómo la pandemia la inspiró a acercarse y conectarse con más “gente loro”.

–¿Qué te dio la idea de Squalk‘n ’Talk?

–La idea se me ocurrió mientras estaba afuera dando un paseo por el vecindario. Fue durante el inicio del encierro y me sentía muy aislada.También me sentía aislada de otras «personas de aves». 
Mi adorable compañero no compartía las mismas profundidades o pasiones que yo quería expresar, y sus reacciones poco entusiastas me dejaron sintiéndome menos que validada. Necesitaba hablar con alguien que lo entendiera, otro profesional de las aves. Debido a las reglas de distanciamiento social y la pandemia del COVID-19, pensé que estar juntos virtualmente sería la mejor opción ¡Nacieron los chats semanales Squalk ‘n’ Talk!

–¿Alguna dificultad que hayas tenido inicialmente con la tecnología? ¿Fue fácil reunir a todos con las mismas herramientas?

–Anteriormente habíamos utilizado Zoom para reuniones de la junta de la IAABC y algunos otros proyectos de la división.Creamos Squalk ‘n’ Talk como una reunión de Zoom una vez a la semana (¡que rápidamente se convirtió en dos veces por semana!). Esto creó algunos desafíos, como comprar Zoom, averiguar cómo usarlo como anfitrión, cómo configurar las funciones de seguridad adecuadas como salas de espera y códigos de acceso, cómo admitir personas, cómo obtener el enlace de Zoom para los miembros, etc. Nos juntamos como grupo y los conquistamos a todos. Al tener reuniones a través de este medio, podríamos presentar la plataforma Zoom a los miembros cada semana. Esto amplió su comprensión de esta nueva tecnología como una atmósfera segura y de aceptación (¡R +!). Al familiarizarse con Zoom, espero que se sientan más cómodos usándola con los clientes. Realmente disfruté dividiendo estos desafíos en pequeños pasos para mí y nuestros miembros. ¡Fue una gran oportunidad de aprendizaje y enseñanza!

–Descríbenos un evento típico, ¿de qué hablan? ¿Es diferente a lo que imaginabas?

–Una charla típica de Squalk‘n’Talk se reúne durante aproximadamente una hora, a veces más si todos tenemos tiempo. Por lo general, comenzamos con saludos y presentaciones de rostros desconocidos.A veces teníamos una mesa redonda para presentarnos a nosotros mismos y a nuestros pájaros. Podríamos hablar sobre lo que estábamos trabajando profesionalmente.
Una vez que nos conocimos, nos interesaron las historias personales: ¿Cómo va la construcción? ¿Cómo está tu salud? ¿Cómo están sus familias? Realmente, queríamos conectarnos de cualquier forma que pudiéramos. Compartimos nuestros temores sobre el COVID, nuestros recientes desafíos con el uso de un cubrebocas. Hablamos de las incertidumbres sobre el futuro de nuestros diversos países del mundo. Tenemos charlas sobre entrenamientos interesantes que vimos en Internet, o el último video viral de animales. A veces nos preguntábamos unos a otros acerca de los problemas actuales de entrenamiento y juntos proponíamos una solución. Hablábamos de los casos en los que estábamos trabajando y compartíamos actualizaciones. La descompresión fue genial y la camaradería con otros profesionales fabulosa. Hemos tenido recorridos por un aviario en Arizona, hemos disfrutado de las vistas desde la ventana en Australia, hemos compartido té en Alberta, vimos el humo en Oregon y vimos muchos lugares hermosos. Algunas personas se unieron desde casa, otras desde sus teléfonos en la carretera. Una vez incluso me uní en medio de una situación de rescate de aves, ¡aunque no me quedé en el chat por mucho tiempo! Me alegré de que otro miembro se hiciera cargo como anfitrión esa semana. Cada una de nuestras Squalk ‘n’ Talks presenta a los animales de los miembros, desde loros hasta perros, caballos y otros miembros de la familia no humanos. Como profesionales del comportamiento animal, a menudo trabajamos con animales de otras personas, por lo que fue encantador poder tener nuestros propios animales en línea para compartir. Lo mejor que sucedió durante una de nuestras reuniones de Squalk ‘n’ Talk fue que los hijos de uno de nuestros miembros querían leernos un cuento. La niña más tierna de 3 años eligió un libro y mamá se lo leyó a todos. ¡Fueron los mejores cinco minutos de las charlas hasta ahora! La vida es tan maravillosa; solo tenemos que recordar mirar.

–¿Cuáles son los beneficios de este tipo de conexiones informales, especialmente durante una pandemia donde las conferencias en persona se han detenido?

–Los beneficios profesionales han sido sutiles pero enormes. Los miembros han estado hablando con placer sobre las próximas reuniones de Squalk‘n ’Talk. Se han conectado con otros miembros y con los presidentes de la división. Se han eliminado las barreras invisibles de la experiencia, que te llevan a creer que no debes hablar con otro miembro con mucha más experiencia que tú. Conectamos como una división en nuestras pasiones compartidas por el comportamiento animal, las aves y la experiencia compartida de la locura de la época. He encontrado beneficios personales al reducir los sentimientos de aislamiento y mejores perspectivas para el futuro. La “cita” semanal me permitió establecer metas y establecer intenciones para el futuro. Esperaba con ansias las reuniones, incluso si nada más se sentía bien esa semana. Al hablar con otros miembros, pude luchar contra el síndrome del impostor y conectarme de manera más profunda. Las reuniones de Squalk ‘n’ Talk para los miembros de la División de Loros de la IAABC ahora se están trasladando a reuniones bimensuales. A medida que comenzamos a volver al trabajo, equilibraremos la necesidad de conexión con la necesidad de la vida real. Los miembros de otras divisiones son bienvenidos, pero deben mostrar interés en aprender el comportamiento de los loros. Muchos de los miembros de nuestra división entrenan a múltiples especies. ¡Damos la bienvenida a otros miembros de ideas afines!

Si eres miembro de la IAABC, puedes unirte a nuestro grupo de Facebook de Parrot Division aquí.

(Traducido por Marcela Resendiz, IAABC Español)

COMPARTIR